«Mi idea es un vestido tipo camisero, sencillo y con tejidos lisos», esa fue la primera propuesta de diseño que nos contó Maribel en su llegada al Atelier. Según avanzaba nuestra conversación, sentí que ella no buscaba eso, ella necesitaba brillar de otro modo. Su estilazo y los labios rojos que llevaba expresaban una gran personalidad que debía ser reflejada y no ser ocultada por el dolor del pasado.

Le propuse crear su vestido soñado con un estilo princesa, siendo un reflejo de la expresión del amor, a través de capas y capas de tul coronadas por un tul bordado en flores que era una autentica maravilla. Además, añadimos ese mismo detalle en los puños y dimos un toque sexy con el escote en pico de la espalda.

Vivir el proceso con Maribel fue una experiencia inolvidable, y también realizamos el vestido de su madre, hermana, sobrina, hijas, niñas y niños de arras. Tal fue la unión, que nosotras también estuvimos acompañándola en el Gran Día para vestirla horas antes y celebrar junto a ellos que el amor consiguió triunfar.

Vestidos: Tulle Rouge Atelier

Fotografía: Isma Yunta

 

Fdo.: Arantxa Cañadas